binance un mal necesario gordonestv

Binance, un mal necesario

Hablar de Binance es hablar de un gigante, del exchange más grande del mundo, de la principal plataforma financiera en lo que a volumen se refiere.

Puede que seas un Binance Angel, un defensor a capa y espada de ese exchange; o puede que seas uno de sus muchísimos detractores (ya me lo harás saber en los comentarios), pero independientemente de tu opinión sobre Binance, tienes que estar de acuerdo conmigo en que Binance es un mal necesario. Te lo explico.

Vayámonos a la filosofía originaria de Bitcoin, según su whitepaper:

Bitcoin es una forma de dinero en efectivo electrónico puramente peer-to-peer debería permitir enviar pagos online directamente entre las partes y sin pasar a través de una institución financiera.

¡Está clarísimo!

La utopía, si queremos llamarlo así, de Bitcoin es, si bien no sustituir del todo (porque estamos muy lejos de eso todavía) al sistema financiero tradicional, sí evitar su uso lo más que se pueda.

Si tú, bitcoiner, sabes que en tu barrio puedes pagar por pizzas, por cervezas, por chocolates, por ropa, por piezas de computadora, con tus Bitcoins… ¡Qué maravilla sería no tener que depender de un mal necesario, AKA Binance!

¿Sí me entiendes?

Este es un debate que no pretendo cerrar aquí. ¡Al contrario! Me encantaría leer tus opiniones al respecto.

Pero lo cierto es que si en tu barrio solo tú usas Bitcoin, y nadie más sabe de él o lo usa, tus Bitcoins solo te servirán para ahorro, para guardarlos. Pero cuando los vayas a querer usar, lamentablemente vas a tener que hacer uso de un exchange para obtener dólares o euros a cambio de tus satoshis.

Ideal sería pagar el cine, el hotel, la ropa, la gasolina del carro, y un sinfín de cosas más, con nuestros Bitcoins, pero mientras la adopción masiva no suceda, y más gente se anime a probar eso desconocido de lo que ahora (por el reciente halving y porque subió de precio) muchos hablan, las criptomonedas lamentablemente solo serán el entretenimiento tecnológico de unos pocos geeks.

Binance se ha convertido en un monstruo de mil cabezas, un gigante del que todos quieren un pedacito. Tanto es así que hasta su creador, y hasta hace poco CEO, está siendo investigado y a punto de ser enjuiciado.

Y créeme, entiendo el juego. El juego de Binance de “pretender cumplir” con las exigencias de los gobiernos (presionados muchos por Estados Unidos o por los políticos/banqueros locales) y tener que usar KYC. Pero es que al hacer eso Binance se ha convertido en algo por lo que Bitcoin nació: un mega banco internacional.

¿Me entiendes ahora?

¡Ojo! Yo no detesto a Binance. Me parece una herramienta espectacular y que en Latinoamérica nos ayuda muchísimo. De hecho, seguiré dando talleres sobre Binance, pero hay que usarla con cuidado. Los ojos de todo el mundo están puestos sobre Binance… y lamentablemente también sobre sus usuarios.

No en balde hay muchas historias de extorsiones, estafas y triangulaciones que giran en torno a Binance. Los buenos, pero también los malos actores, usan Binance.

Es por esto que afirmo que Binance es un mal necesario.

La bendita adopción masiva

Esta es la frase con la que muchos en el ecosistema se llenan la boca: la adopción masiva.

¿Pero dónde está sucediendo? ¿Qué estamos haciendo para que suceda?

Esta es mi opinión y percepción de Venezuela, que es donde vivo: ¡Nos falta mucho todavía!

Que en unas cuantas tiendas de electrónica acepten Binance, o que algunas personas ya sepan lo que es USDT o BTC no es suficiente.

Podremos hablar de verdadera adopción masiva cuando veamos en un centro comercial que más de la mitad de los negocios acepten criptos, cuando en las principales tiendas virtuales también las acepten, y cuando en la calle, en los negocios comunes de toda la vida (zapaterías, barberías, peluquerías, etc.) hagan lo propio.

Mientras tanto, mientras eso no suceda, solamente somos un país con un grupito de gente informada sobre tecnología, que tradea y especula, pero que no se decide a adoptar completamente las criptos.

Y sí, también soy consciente de la situación de Venezuela. De eso no puedo hablar con libertad. Pero tú y yo sabemos la realidad. La gente no adopta las criptomonedas POR MIEDO. Estamos en un limbo. Y eso se combate con educación.

Así que esa es la razón por la que sigo y seguiré pensando por un largo tiempo que Binance, y los exchanges en general, son un mal necesario. Tenemos que vivir con ellos, lidiar con su KYC, y saber cómo manejarnos para no llamar la atención en ellos y evitar que algún mal actor “se enamore” de nosotros.

Me gustaría leer tus comentarios, así que siéntete libre dejarlos. También te puedes unir a mi comunidad en Telegram, en donde hablamos de este y otros interesantísimos temas.

¡Nos leemos en una próxima oportunidad!

Recuerda que puedes contactarme para alguna capacitación o asesoría sobre Binance u otro tema sobre tecnología financiera.

Si te gusta mi contenido, ¡apóyame!

¡Gracias por tu donativo!

Déjame tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre más desde gordonesTV

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio